Por estos días, en el país se ha instalado un debate sobre la aprobación o no de una ley para despenalizar el aborto.-

Los diferentes sectores de la comunidad dieron a conocer su postura y el porque de la misma. Ha participado del debate la Iglesia, como institución, proponiendo una férrea defensa de la vida. Desde que se instaló el tema, los religiosos han desarrollado una serie de actividad en defensa del niño por nacer. Hubo desde celebraciones con bendición de embarazadas, hasta participación en el lavatorio de pies, en semana santa, de niños y mujeres gestantes.-

El Padre Mariano, Párroco de Tres Algarrobos, fundamentó la posición Católica contra la aprobación de la Ley en cuestión, “dentro de los fundamentos se encuentra el de defender la vida, no vemos porqué matar a un bebé por nacer, para defender otra vida. La concepción de la Iglesia y que ha demostrado la medicina, el hecho que desde la concepción hay vida en el vientre de la mujer. En este sentido nuestra postura es defender la vida de un inocente. Estamos a favor de todos los derechos de la mujer, que tienen que ver con la igualdad, pero en este no acompañamos”.-

Como en toda discusión, con posturas tan ambiguas, se han divulgado datos que en muchos casos son erróneos. Mariano indica que “no es real que la mayor cantidad de abortos se practican entre las personas de escasos recursos, porque si vamos a una villa o un barrio carenciado vemos que las mujeres mas hijos, que otros sectores con más recursos”.-

Hemos visto en las marchas pro ley, la consigna “sobre mi cuerpo decido yo”, ante esto el Sacerdote agregaba “ya no es tu cuerpo, hay otra vida, porque decidir sobre esa otra vida. Sobre mi cuerpo decido yo, pero el niño no tiene la posibilidad de decidir”.-

Los sacerdotes intercambiaron parroquias, para atender las necesidades de sus fieles. A partir de esta acción fueron conociendo y trabajando desde la espiritualidad con diferentes jóvenes que han pasado por una situación abortiva, o requiere información. “Tomamos contacto con una joven que había abortado, y estaba tratando de superar el trauma post aborto. Incluso estuvo a punto de quitarse la vida, y antes de hacerlo tomó la decisión como última alternativa de ir a la Iglesia, porque no tenía sentido nada. Se dio cuenta de lo que había hecho, pero también encontró el perdón que le permitió seguir adelante. Igual la seguimos acompañando, porque las consecuencias son dolorosas, y puede pensar que no tiene sentido la vida, la culpabilidad, el no saber que hacer, el miedo a la muerte”.-

Para Mariano lo más positivo del debate, es que se los defensores de cada posición se han unido en pos de lo que defienden, y que hoy se habla del tema, “se han acercado mujeres a las confesiones para hablar del tema, en muchos casos con el temor que las retemos, y no fue así. Todos tenemos la libertad sobre las decisiones que tomamos, pero nosotros les aclaramos las consecuencias”.-

Finalmente sería muy importante que todos aquellos que van a tomar una decisión, que antes de hacerlo se informen adecuadamente sobre este tema. Debemos saber las consecuencias, “los invito a interiorizarse, a saber más, a preguntar más, a no quedarse en el silencio. El hablar, o el preguntar, nos ayuda a crecer como personas”.-

0
0
0
s2sdefault