El año futbolístico llegó a su fin. La Liga del Oeste tiene nuevo campeón, y nuevamente se definió en Tres Algarrobos.-

Ambos equipos del pueblo, rojos y verdes, llegaron a la final del año por haber logrado campeonatos cortos durante el 2018. Los primeros alcanzaron el Apertura, mientras que Fútbol Club se quedó con el Clausura y la Liguilla. Esto le permitió obtener ventaja deportiva, la que no necesitó para ser campeón del año.-

Los sinoples tuvieron un  año fantástico, aunque difícil. En primer lugar una mala experiencia en el Federal C, el Apertura de la Liga que se escapaba, y había que poner todo para el Clausura. No solo se quedó con este torneo, sino que además se coronó en la Liguilla.-

Desde hace algunos años sus hinchas han bautizado a los jugadores como “los gladiadores”. Término que proviene de la antigua Roma. Estos hombres de físicos virtuosos eran capaces de afrontar los desafíos más complejos en la arena del circo romano. Este plantel también actuó con esa convicción cuando las cosas eran adversas, y su logro más importante fue ir a la cancha del tetracampeón a dar vuelta un resultado en contra, con dos goles de diferencia. Los gladiadores verdes  salieron al campo de juego a enfrentar a un rival difícil. La convicción con que afrontaron el desafío hizo posible que la historia de adversa pasase a ser a favorable. Ese día, fue el gran día. En el Hermanos García, ante las caras atónitas de los tejedorenses, festejaron los albiverdes, dando muestras del compromiso que genera ponerse esta camiseta con tanta historia. Una mezcla de talento, garra, esfuerzo hicieron posible el festejo de la Liguilla. Pero aún faltaba dar un paso, después de esto no parecía tan difícil, pero en el fútbol nada se puede anticipar. Ese paso significaba coronar un año totalmente verde.-

Primero en cancha de Sport, donde el local sacó diferencia, imponiéndose por 1 a 0. Pero a la vuelta en el Pedro Tártara, Fútbol Club volvió a mostrar la superioridad que tuvo durante todo el año ante su eterno rival. Lo venció por 2 a 0, y desató el delirio de toda su gente.-

El plantel cuenta con una riqueza futbolística, en la que se mezcla la experiencia con la frescura de jóvenes dotados técnicamente. Dotando al equipo de equilibrio, velocidad, impronta, sabiduría, pero siempre encarando cada compromiso con absoluta responsabilidad, dejando en claro lo que representa vestir los colores de la institución. Esa que tiene ascensos, campeonatos, participaciones regionales y copa argentina. Muchos momentos de gloria recorren su historia. Una camiseta con mucho peso, digna de verdaderos gladiadores.-

El equipo de Echeverría logró ganar 5 de los 6 clásicos que se jugaron, fue el equipo que más sumó en la fase campeonato, fue campeón del Clausura y la Liguilla. Alcanzó dar vuelta partidos que le eran adversos, y torció una final frente a Huracán. Por todo esto podemos afirmar que este es el año verde, sinople, albiverde, en fin, el año de Fútbol Club Tres Algarrobos, el más ganador de la historia.-

Estadísticas

En total, Fútbol Club Tres Algarrobos jugó 32 partidos: ganó 24, empató 1 y perdió 7.

Los del estadio Pedro Tártara ganaron el 75% de sus encuentros, perdieron el 21% y empataron solamente en una ocasión que representó el 4%.

Fútbol Club logró acumular 73 puntos sobre 96 posibles en este 2018, cosechando el 76.041 % de las unidades.

A lo largo de la temporada, los “verdes” anotaron 82 goles. Con esa marca, el equipo registró un promedio de 2.56 goles por partido.

Matías Sepúlveda se convirtió en el goleador de Fútbol Club, con 21 festejos.

A los dirigidos técnicamente por Ezequiel Echeverría les convirtieron 32 goles, es decir, un promedio de uno por partido.

Manuel San Miguel terminó como la segunda valla menos vencida.

0
0
0
s2sdefault