El lunes la comunidad Parroquial San José despidió a un grupo misionero que estaba en Tres Algarrobos, desde el miércoles 2 de enero.-

El grupo pertenece al Santuario Jesús Sacramentado, del barrio de Almagro. “En esta comunidad los jóvenes tienen un protagonismo fundamental. Son inquietos, y quieren hacer algo por los demás. La misión les brinda esa posibilidad. Para nosotros la Misión es una de las columnas de la comunidad”, añade el Padre Juan Cruz Villalón, a cargo de la misma.-

Para el Sacerdote salir a misionar es “muy  importante, porque la Fe se fortalece cuando uno la comparte, se fortalece dándola. Salir al encuentro de los demás nos hace bien a nosotros y le hace bien a los demás”.-

  

  

Durante todos los días, los chicos habían preparado diferentes actividades, para todas las edades. María Belén Lopardo, coordinadora del grupo, nos cuenta como es un día en misión, “nosotros tenemos mucha oración durante la misión, porque es lo principal, es lo que nos fortalece, y lo que nos va dando un espíritu más en comunión con Dios. Nos levantamos tempranito, desayunamos y tenemos nuestro momento de oración. Durante la mañana visitamos los hogares en grupos de tres. Compartimos mates charlas y porque no una oración. Luego almorzamos, todos juntos, descansamos y luego un nuevo momento de oración, y de compartir como fue nuestra experiencia de la mañana. Más tarde nos juntamos en la Parroquia donde desarrollamos actividades con niños, jóvenes y adultos. A las actividades las preparamos en nuestro Santuario, divididas en grupos”. El cierre de cada jornada es la Santa Misa, con diferentes intenciones y acciones. Así el primer día fue por las familias, luego por los enfermos, por los difuntos, por los jóvenes, por los niños y por la comunidad.-

Durante el año los chicos organizan parripollos para recaudar fondos para estas actividades. Este año se le suma la participación del mismo en la Jornada Mundial de la Juventud, en Panamá, con la presencia del Papa Francisco.-

  

  

Juan Cruz destacó la importancia de rezar por los demás, “hablamos muchos de los otros, de lo que hicieron o dejaron de hacer, pero nunca rezamos por él. Por eso nosotros rezamos por los vecinos de Tres Algarrobos, y pedimos que ustedes recen por nosotros. Los días previos a la misión rezamos mucho por esta comunidad. Ahora que nos vamos, ya con figuras, con rostros, porque hasta antes de la llegada no sabíamos quien estaba en este pueblo. Al volver seguiremos rezando por las familias de la localidad”.-

En el último día de la misión, el grupo compartió con la comunidad parroquial una cena a la canasta, con un bingo. Este tuvo de premios pesebres, y el niño Dios, hechos  por una artesana del barrio de Almagro, donde pertenece el grupo.-

Sin dudas esta fue una experiencia enriquecedora para la comunidad y para estos jóvenes, que debemos destacar, entregaron el tiempo de sus vacaciones para venir a nuestro pueblo a fortalecer  y mejorar nuestro vínculo con Dios. Algunos de ellos trabajan, otros estudian, y cambiaron su momento de descanso, por un momento dado a los demás, tratando de movilizar nuestra Fe. Gracias chicos por esto, y gracias Padre Juan Cruz, por sus reflexiones. Entregar tiempo, recurso no renovable, es motivo para un agradecimiento profundo de parte de toda la comunidad. En Julio volverán para la segunda parte de la misión. La comunidad de Tres Algarrobos los espera.-

  

  

0
0
0
s2sdefault