El 29 de Enero del año 2013, la tranquilidad de nuestro pueblo se vio alterada, conmocionada por la triste noticia que llegaba desde los medios nacionales.-

En un accidente de tránsito perdía la vida Leonela Noble, una joven de Tres Algarrobos que estudiaba y trabajaba en Buenos Aires. El hecho sacudió la comunidad, que no salía del estupor, que no podía recuperarse de tal suceso. Todos conocíamos a Leonela, todos conocemos a su familia, con fuerte impronta social, familia de docentes, en actividad y jubilados.-

Sandra, la mamá, recuerda “ella iba caminando por la avenida Santa Fe, por la vereda, y un taxista que venía en contramano, atropelló primero una moto, después a cinco peatones, que iban por la línea peatonal, porque el semáforo estaba en rojo, iba en contramano y se tiró contra un taxi que estaba estacionado, y este impactó a mi nena, provocándole la muerte en forma instantánea”.-

La vida no solo de Sandra, sino la de toda la familia, dio “un vuelco de 360 grados”. Afirma que a partir de este hecho “soy otra persona. Volví a nacer con otras cosas, con otros principios. Es como un renacer, es volverte a armar en pedacitos. Estas situaciones de la vida que te golpean tan fuerte, que ante otras situaciones que vos ves en lo cotidiano de todas las familias, decís que pavada. Hay que pasarlo, espero que a nadie le pase”.-

Estos hechos “te fortalecen, y si alguien pasa por algo similar trato de estar cerca, porque es muy difícil superarlo en soledad. Esta fortaleza vi que tienen todas las mamás que pasaron por cosas como esta, no es único ni personal”.-

En estos seis años, Sandra no ha cesado en su pedido de justicia. Aunque no se entienda, aún hoy no hubo sentencia en el hecho, la justicia ha avanzado muy poco. A pesar de ello, cada vez que puede, la mamá de Leonela pasa por el juzgado civil y penal, “en la mayoría de las oportunidades, voy acompaña por ACTIVAS, una ONG formada por madres y padres que pasaron por este tremendo dolor, pérdida de hijos en tránsito, y las Madre del Dolor que siempre nos encontramos”. Esta lucha contra la lentitud judicial, le ha ayudado a Sandra a sobrellevar el dolor por la muerte de su hija, “mantenés la cabeza pensando en algo, y lo sostenés con firmeza. Te ayuda a sobrevivir, porque vos vas luchando día a día”.-

En el momento más difícil es necesario tener en quien sostenerse, “ese puntos de apoyo fundamental fue mi mamá, que ya no está, mis hermanos, y mis amigas, compañeras de trabajo. Tuve mucho apoyo, no me puedo quejar”.-

 A pesar que después de seis años, todavía el hecho no fue juzgado, Sandra es optimista, “tengo muy buen presentimiento de este año. Tengo la presunción que este año lo voy a lograr, voy a lograr el juicio”.-

Como imagina Sandra su vida después del Juicio, y a pesar del golpe de nocaut que le dio la vida, sorprende la respuesta. La resiliencia es la capacidad de superar situaciones traumáticas, como la muerte de un ser querido, y transformar ese dolor en algo positivo. Sandra lo transformará en ayuda, “ayudaré al que más lo necesite, eso me imagino. Y poder viajar más cuando me piden las ONG, para dar una mano de alguna manera. Ayudar a las familias. Creo que esa es mi misión en lo que me queda de vida. Voy a tratar de hacerlo, ayudar a los que están al lado”, concluye Sandra Fewkes, mamá de Leonela Noble, quien merece y necesita que se haga justicia.-    

0
0
0
s2sdefault