El Gobierno había impuesto después de las PASO la medida de no tocar las tarifas por 90 días. Ese plazo vence en dos semanas pero las petroleras presionan para que los incrementos se realicen antes.

El próximo 13 de noviembre será el fin del plazo de 90 días impuesto por el Gobierno para el congelamiento de los precios de las naftas y combustibles. Desde ese sector energético plantearon que podría haber un aumento de entre 4% y 5%.

Según argumentan desde las petroleras, habría un desfasaje de 20% entre los precios congelados y el valor al que debieran estar las naftas de acuerdo a las compañías del sector pero una suba de esa magnitud sería inaplicable, tal como informó Clarín.

Si bien el congelamiento de los precios termina el 13 de noviembre, las petroleras  ya empezaron a moverse para que les permitan aumentarlos antes de esa fecha para que la suba no sea tan abrupta.

Hace un mes pudieron subir un 4% sus precios y ya en ese entonces el presidente de YPF, Miguel Ángel Gutiérrez, había advertido que los valores estaban entre 17% y 20% por debajo de la paridad de exportación.

Según pudo conocerse, las compañías petroleras, reunidas en la Cámara Argentina de la Energía (CADE), guardan expectativas sobre el plan del Gobierno entrante para Vaca Muerta.

Antes de eso las compañías habían presentado amparos ante la Justicia para plantear la inconstitucionalidad de los decretos de necesidad y urgencia (DNU) firmados por el presidente Mauricio Macri.

0
0
0
s2sdefault
Zapata