Todo era alegría y emoción. Eduardo Martí ganó 44 millones de pesos con el primer premio del Quini 6.

El cordobés de Villa Dolores salió en todos lados y hasta hizo una gran fiesta para celebrar. Pero había un misterio escondido detrás de palabra “Nenas” escrita en la boleta ganadora. Esa sería la prueba de que Eduardo no fue el legítimo ganador y la mujer que habría jugado esos números rompió el silencio y contó su versión.

Victoria Castellano, la compañera de trabajo con la cual Martí “compartió” el premio aseguró que la verdadera ganadora es ella. Dijo que habitualmente juegan al Quini 6 con Eduardo, pero aquella tarde de octubre, al estar ocupada, le pidió al hombre que apostara por ella a los números 03, 10, 11, 20, 25 y 30.

Según relató, la versión de Castellano asegura que Martí accedió a ir hasta la agencia de quiniela y jugar esos números, pero como no volvería al trabajo le entregaría la boleta al día siguiente. El hombre hizo una segunda apuesta con sus propios números.

La clave del caso (si se permite el término) son las palabras escritas por Eduardo sobre los dos tickets. A la boleta con los números que le pidió Victoria le escribió en el margen superior derecho la palabra “nenas”; mientras que el segundo comprobante lo identificó con su diminutivo: “Edu”. La mujer aseguró que le dio plata como para pagar ambas jugadas.

“Nenas” fue la ganadora de los 44 millones de pesos de la polémica. El miércoles 16 de octubre se confirmó que el 03, 10, 11, 20, 25 y 30 fueron los números ungidos por el azar. Los que Victoria había elegido junto a sus hijas, que repetía desde hacía un mes y que le había confiado a su compañero de trabajo para hacer la apuesta, informó Crónica.

Según la mujer, el acuerdo con Eduardo era el siguiente: si ganaba “Nenas”, todo el dinero era para ella, y si salía “Edu”, se repartían los millones en partes iguales. “Lo llamo y me dice ‘ganamos con la boleta de las nenas’, y yo le dije: no, ganamos mis hijas y yo”, reveló Victoria la charla con Martí, quien le reclamó: “No doctora, al boleto lo tengo yo, así que por favor compartamos 50 y 50”.

La mujer intentó bajar la tensión de la disputa. “Eduardo es un gran compañero de trabajo. Siempre suele salir a hacer trámites y por eso le pedí que vaya a la agencia. Si no era por él, ese día no jugaba y nadie iba a ganar el premio”, admitió. Tras llegar a un acuerdo certificado por un escribano, la mujer recibió el dinero en su cuenta bancaria e inmediatamente transfirió los 16 millones a su compañero.

“Yo no quería aparecer porque no me parece que sea necesario exponerse. Quiero agradecerle a Eduardo porque lo único que le pedí en medio de su euforia fue que no me nombrara, y a eso lo respetó siempre. Me parece que tiene que terminar como un buen momento, como una alegría”, expresó Victoria.

Sin embargo, el gesto de su compañera provocó el enojo de Eduardo. “No es como dice ella”, cuestionó la versión de Victoria. En declaraciones, manifestó: “A mi me gusta jugar y siempre sacaba la Quiniela, siempre me dijeron que tenía suerte. Y ella me dijo que juguemos una boleta a medias. No jugamos una, jugamos dos: ella pagaba la del Quini y yo la del Loto, pero el premio era compartido”, sostuvo el hombre.

Fuente: Crónica.

0
0
0
s2sdefault
Zapata