Kicillof pospuso el regreso a las aulas la mayoría de los distritos seleccionados. Fue tras una reunión con epidemiólogos y por la aparición de casos de coronavirus.

La reticencia de algunos intendentes, el temor en los actores educativos y los retrocesos en el cuadro epidemiológico postergaron el retorno a clases presenciales en las escuelas bonaerenses que se preparaban para reabrir sus puertas después de siete meses de cuarentena. El Gobierno provincial había seleccionado 24 municipios donde empezaría un lento regreso a la actividad en las aulas, pero después de la reunión virtual de Axel Kicillof con los jefes comunales, el plan retrocedió algunos casilleros.

El gobernador también reunió al equipo de expertos que lo asesoran en salud para evaluar el avance de la epidemia y el proceso de aislamiento o distanciamiento ciudadano. Se alcanzaron dos conclusiones, en medio de las incertidumbres que plantea el COVID-19: el índice de contagios en todo el territorio lleva siete semanas de disminución de casos. Y el próximo lunes no se anunciarán aperturas o nuevos permisos para actividades que aún se mantienen en confinamiento o restringidas.

Buenos Aires hará –por primera vez desde que comenzó la pandemia- un esquema diferenciado al del gobierno Nacional y la Ciudad Autónoma, que preparan anuncios que se aplicarían desde el lunes 26.

“El gobernador dijo en su intervención del sábado 10 que iban a producirse aperturas cronológicas cada 15 días sujetas a la continuidad de la baja de casos y al nivel de ocupación de camas en el sistema sanitario”, explicaron los voceros de la Provincia, después de los diálogos por zoom.

Las últimas disposiciones provinciales rigen desde el lunes 19: personal de casas particulares, gimnasios al aire libre, gastronomía en calles o veredas y obras privadas multifamiliares en el área del AMBA. Actividad cultural en talleres y deportes con un máximo de 10 personas en distritos del interior con baja circulación.

Además, autorizó a viajar desde el 1° de noviembre a los propietarios de inmuebles no residentes de las localidades turísticas. Kicillof informó a los alcaldes que “el cronograma de habilitaciones gradual, intermitente y condicionado que se inició este lunes continúa vigente, porque el descenso de casos y de ocupación de camas se mantiene”. Es de prever que el próximo paso hacia adelante o hacia atrás (según corresponda por número de contagios) se comunique en la semana que termina el 30 de octubre.

Pero Kicillof decidió revisar la decisión de la vuelta a clases para los alumnos que quedaron desvinculados de maestros y profesores. Y para los que estaban en los últimos años de primaria y secundaria, medida que se había informado hace 10 días. Alcanzaba a menos del 8% del total de establecimientos que tiene el sistema provincial: se planificaba la presencialidad en unos 1.462 centros de educación sobre un total de 19.500 unidades educativas, donde asisten 5,2 millones de estudiantes.

El protocolo autorizado por Nación establecía una calificación con un semáforo según el riesgo “alto”, “medio” y “bajo”, para definir dónde se podría avanzar en el retorno de los chicos a las aulas y dónde no.

“Muchos intendentes plantearon que prefieren esperar porque temen por los rebrotes”, dijeron en La Plata. Según pudo averiguar Clarín, en los colegios de Rauch, Chascomús, Adolfo Alsina, Saavedra, Lamadrid y Chivilcoy (seis de los seleccionados) ya se descartó por la persistencia de casos de coronavirus o la aparición de enfermos. Lobos pasó de bajo a riesgo medio y quedó en suspenso hasta la próxima evaluación. Tampoco el municipio menos poblado de Buenos Aires, (Tordillo, de 1.500 habitantes) retomará la actividad presencial según informó el intendente en las redes sociales. González Cháves y otros municipios resolverán con los directivos y con los agentes regionales del área educativa, en las próximas horas.

Hasta el momento, los únicos confirmados serían Tres Lomas (donde viven 11 mil personas), Puán (15 mil) y Alberti (8.200); Lezama (5.600) y San Miguel del Monte (21.000).

En las ciudades de Daireaux, Ameghino, Lavalle, Monte Hermoso, Salliqueló, 25 de Mayo, 9 de Julio, Bragado, Carlos Tejedor y Guaminí analizarán con los directivos escolares, según la recomendación que hizo la ministra del área, Agustina Vila, quien participó de la reunión a distancia.

0
0
0
s2sdefault