Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) se pidió que este pago se ejecute en al menos 5 cuotas.

Sindicalistas y empresarios también analizaron la posibilidad de aplicar de forma inmediata la ley de Emergencia Alimentaria, que amplió las partidas presupuestarias para comedores escolares y comunitarios ante "la escalada inflacionaria y de precios".

Distintos referentes sindicales y empresariales se reunieron con representantes del Gobierno para definir los alcances del bono de $5.000 para paliar el impacto de la inflación en todo el arco económico del país.

Se acordó que más que un bono habrá un aporte obligatorio de $ 5.000 de recomposición salarial no remunerativa, en cuotas y a cuenta de paritarias.

Mañana se terminarán de definir los términos de lo acordado entre los distintos sectores.

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) se pidió que este pago se ejecute en al menos 5 cuotas.

"Se logró un principio de acuerdo, luego de intensas reuniones y gestiones, para mejorar el nivel de ingresos de los trabajadores privados ante el incesante incremento de los índices inflacionarios y de pobreza e indigencia", puntualizaron voceros de la CGT.

También señalaron que mañana, en horario aún a determinar, continuarán las reuniones tripartitas -Gobierno, empresarios y gremios- para formalizar "la redacción del acta-acuerdo final que permita el pago del instrumento no remunerativo al personal".

Sindicalistas y empresarios también analizaron la posibilidad de aplicar de forma inmediata la ley de Emergencia Alimentaria, que amplió las partidas presupuestarias para comedores escolares y comunitarios ante "la escalada inflacionaria y de precios".

0
0
0
s2sdefault