Un vehículo que transitaba desde Centenario hacia Neuquén, fue literalmente tragado por un pozo que se hizo en la zona del derivador de acceso a la Autovía Norte.

El accidente ocurrió a media mañana. El auto, un VW Gol, quedó incrustado en el bache que se generó al socavarse el terreno desde abajo lo que produjo que cediera el pavimento. El conductor y su acompañante no sufrieron lesiones graves.

En el lugar trabajó la Policía y los Bomberos para evitar que los autos sigan circulando por la Ruta 7, que fue totalmente cortada. En el sector se hizo un vallado y se produjo una importante congestión de vehículos.

Fuente y fotos: Río Negro.

0
0
0
s2sdefault