Jacinto Arauz (La Arena) – Tres jóvenes oriundos de General San Martín se salvaron de milagro ayer a la madrugada, cuando imprevistamente se encontraron e impactaron con un acoplado que estaba volcado sobre la ruta nacional 35, en cercanías a la localidad bonaerense de Villa Iris.

Acorde a la información recabada por esta corresponsalía, un camión proveniente de Córdoba y con destino a Bahía Blanca, al mando de Jonathan Ochoa (30) en el kilómetro 88 de la ruta 35 intentó esquivar a un animal (según le dijo el camionero a la policía), el acoplado se descontroló y volcó sobre la cinta asfáltica, esparciendo sobre el asfalto los granos que transportaba.

Los voceros dijeron que rápidamente el hombre desenganchó el camión y cuando se disponía a colocar las señales de prevención, apareció el Peugeot 307 -patente FAI 025- con los jóvenes que viajaban de Bahía Blanca a General San Martín, conducido por Dhuftin Axel Bertín (22), acompañado por Agustín Renda (18) y el restante sería de apellido Basilesky (19).

Las fuentes allegadas a la investigación dijeron que el conductor del vehículo menor se encontró imprevistamente con el cereal en la ruta, lo pudo dominar pero no evitar colisionar contra el acoplado.

Al lugar concurrieron personal policial, hospitalario y Bomberos Voluntarios de Villa Iris, quienes asistieron a los jóvenes que sufrieron distintos golpes. Uno de ellos fue derivado a la localidad bonaerense de Puan al área de traumatología y otro a Bahía Blanca para un estudio más minucioso. El conductor resultó con algunas contusiones menores.

0
0
0
s2sdefault
Zapata