General Villegas (Distrito Interior) - Almirón acusado de asesinar a Milagros Robledo, se negó hoy a declarar y continuará detenido, informaron fuentes judiciales.

Adrián Cristian Almirón (25), quien fue imputado de los delitos de femicidio, hurto y defraudación por el fiscal 6 de Trenque Lauquen, Fabio Arcomano, quien además del crimen de la joven le atribuye el hurto y la posterior venta del celular de la víctima, explicaron las fuentes.

De acuerdo a lo que reconstruyeron los investigadores, Milagros salió a las 18.30 del 13 de este mes de su casa, se encontró con Almirón en la plaza Islas Malvinas, cerca de la estación de tren de General Villegas, y desde allí se dirigieron al Parque Municipal y luego a la zona del cementerio.

Al ser la última persona que estuvo con la adolescente antes de su desaparición, el testimonio de Almirón, un changarín que hace dos años se instaló en la ciudad, resultaba clave para la investigación.

Al ser interrogado, Almirón dio una serie de versiones sobre el recorrido que realizaron hasta la zona donde hicieron ejercicio, pero afirmó que dejó a Milagros junto a una tercera persona en un sitio determinado.

«Esa tercera persona es un empleado municipal que tenía una coartada firme, ya que estaba trabajando al momento de los hechos. Eso, sumado a una serie de contradicciones que había cometido, hizo que Almirón quedara aprehendido como sospechoso», dijo el fiscal tras el arresto.

Si bien algunas fuentes policiales habían indicado que Almirón se quebró, se autoincriminó e indicó el lugar donde estaba el cadáver, Arcomano aclaró que «no hubo una confesión formal».

«Lo que sucedió es que se ordenó rastrillar el lugar donde él dijo que dejó a Milagros con ese hombre y a 50 metros apareció el cadáver», indicó el fiscal.

El cuerpo de la adolescente fue encontrado en un campo lindero al cementerio, cerca de la ruta 33, en estado descomposición y con las mismas ropas que vestía el día que salió a hacer ejercicio: remera lila, calza corta gris, zapatillas rojas y una mochila beige.

Alrededor del cuello, la chica tenía enroscado un cordón de su propia mochila, que también estaba atado a una de sus piernas.

La autopsia reveló que Milagros murió a raíz de una asfixia por ahorcamiento con esa cuerda y la data de muerte coincide con los días que llevaba desaparecida.

El detenido también quedó comprometido en la causa por la aparición de los dos teléfonos celulares que llevaba la víctima, uno propio y el otro de su madre, el primero de los cuales fue vendido sin chip hace unos días, informó Télam esta tarde.

0
0
0
s2sdefault
Zapata