En el interior provincial, la suba comenzó a regir hoy, y el costo de la nafta súper ya alcanzó los $58. El último ajuste había sido el 14 de noviembre, luego de que finalizara el acuerdo del congelamiento de precios.

Hoy, luego de que el Gobierno actualizara la semana pasada los montos del impuesto a los combustibles, el impacto se trasladó a los surtidores, por lo que se incrementaron los precios de las naftas y el gasoil en un promedio del 6%.

Los dueños de estaciones de servicios señalaron que se han incrementado sus productos, por lo que ésta es la décima suba del año.

«El aumento se explica, principalmente, por la recuperación del precio del crudo y los biocombustibles a productores locales y la suba de impuestos. Pero los aumentos no revisten el mismo porcentual en todo el país», indicaron desde la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha), mediante un comunicado.

De esa manera, en YPF, la nafta Súper cuesta $58,89; la Infinia, $66,24; la Ultra Diesel, $53,59; y la Infinia Diesel, $64,49.

Desde el inicio del año, hasta establecerse este nuevo incremento, los precios de las naftas y el gasoil habían subido un 43% promedio.

El Gobierno había actualizado este viernes los montos del impuesto a los combustibles por medio de un decreto publicado en el Boletín Oficial.

Ésta era una medida que el Poder Ejecutivo había tomado luego de mantenerla postergada en los últimos meses, a raíz del proceso electoral.

Se trata de la actualización impositiva a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono, que impactaría en poco más del 2% sobre los precios al consumidor.

Hace apenas dos semanas, las petroleras habían incrementado los precios de los combustibles en un 5% en promedio, tras el fin del congelamiento por 90 días que el Gobierno había establecido.

0
0
0
s2sdefault
Zapata