“Si bien no son la mayoría, ocurrió en varios lugares gastronómicos”, admitió Juan Víctor Casella.

 

A raíz del aumento de los casos de covid, en la provincia de Buenos Aires comenzó a exigirse el pase sanitario en bares y restaurantes, entre otros espacios públicos. La norma deja en claro que “son los organizadores, titulares o responsables de las actividades de alta concurrencia y potencial riesgo epidemiológico quienes tendrán a su cargo el control”.

A partir de estas resoluciones, el control del pase sanitario quedará bajo la responsabilidad de los empresarios y empleados gastronómicos. Una medida que despertó las alertas del sector.

El empresario gastronómico Andrés Gabrielli aseguró que en los locales del sector se está solicitando el pase sanitario que acredite la vacunación contra el covid, y adelantó que en caso de complicarse la situación con los contagios, no se soportaría otro cierre de actividades.

El pase
Víctor Casella, presidente de la Cámara Hotelero Gastronómica, habló con Grupo La Verdad y expresó que “el objetivo de esta medida es que la gente se vacune. La vacuna es la salida que tenemos para llevar la pandemia. Hay personas que argumentan libertades individuales y nos plantean que no tenemos autoridad para pedirlo en los establecimientos gastronómicos. Si bien no es la mayoría, los casos ocurren”.

“Estamos viendo cómo se desarrolla todo, porque la temperatura están siendo altas todos estos días y la gente quiere estar sentada al aire libre. El sistema se implementó pero no se ha considerado los problemas que puedan tener los establecimientos gastronómicos”, remarcó.

El clima
Ya a fines de febrero comienzo de marzo, el clima tiende a tornarse fresco por la noche y la gente ya busca cenar adentro.
A raíz de esto, Casella dijo que “esperemos que la gobernación dé algunas indicaciones más precisas para cuando esto ocurra y se pueda solucionar. Desde la Federación se reunieron con el gobernador Axel Kicillof, el ministro de Salud Nicolás Kreplak y el ministro de Producción Augusto Costa para explicarle los inconvenientes que podrían surgir y la respuesta fue que tratáramos de colaborar lo más posible con la medida para que la gente se vacune”.

“Los casos han subido terriblemente y hay mucha preocupación. Esperemos que esta tercera ola, que aparentemente va a ser muy dura, no nos ocasione el cierre de los negocios y no volvamos a tener el parate de la economía, como ya ocurrió”, explicó.

Ayuda
Consultado luego si tuvieron alguna ayuda económica, dijo que “por parte de la Provincia depositaron lo prometido el mes pasado, que lo habían prometido antes de las elecciones. Esta ayuda era necesaria porque fueron muchos meses cerrados, con una crisis muy fuerte y ahora estamos trabajando bien, como en la pre pandemia, con buena ocupación en la hotelería y en la gastronomía”.(La Verdad)

0
0
0
s2sdefault