Sucedió el pasado fin de semana y preocupan sus características violentas y “profesionales”, ya que los malvivientes desarmaron y se llevaron partes del sistema de seguridad, con cámaras y alarmas.

En la noche del pasado viernes, una familia de nuestro medio, domiciliada en calle Cavallari al 2300, al regresar a su hogar, advirtió que autores ignorados habían ingresado a la misma con fines de robo, además de causarle serios destrozos y rupturas.

De acuerdo a lo manifestado por los damnificados, los delincuentes habían destrozado todo con palancas, cortaron el sistema de cámaras de seguridad, rompieron muebles, puertas, y se llevaron aproximadamente un millón de pesos y algunos dólares.

Por último, el propietario informó que también se llevaron el equipo de almacenaje de las cámaras de seguridad. (Casares on line)

0
0
0
s2sdefault