“Las vacas comen dólares y producen en pesos”. Esta frase resume el presente de la actividad lechera en nuestro país, afirmaron desde la entidad ruralista juninense.

En un comunicado de prensa, la Sociedad Rural afirmó que "el costo de alimentación, sumado a costos de la energía y a la alta carga impositiva, hacen inviable esta actividad productiva".

Agrega la entidad ruralista que "el productor lechero necesita, además de precio -sostiene la entidad ruralista local- una legislación urgente de la clase política para estar en el mismo plano de igualdad con la industria, para comercializar la leche -su producto primario- y dejar de ser suministrador y/o abastecedor".

"El Estado sigue ausente, mira para un costado y deja que sea el mercado el único que regule el negocio" se indicó desde la entidad afirmando por último en el comunicado que "esta política, que no se diferencia de gobiernos anteriores, provoca quebrantos y cierres sistemáticos de tambos".

0
0
0
s2sdefault