General Villegas (Actualidad).-El extraño relato de una menor que se publicó en la edición de ayer de diario Actualidad, terminó siendo una mentira.-

 Sí lector, lo que está leyendo pasó en General Villegas, donde se está convirtiendo en algo habitual (lamentablemente) que los menores inventen historias para no reconocer una verdad ante sus padres. Un tema para que los adultos estén atentos y para que, ojalá, los chicos reflexionen sobre las consecuencias que sus historias inventadas provocan.

En la edición de ayer de Actualidad el título era "Investigan extraño relato de una menor". Y el relato terminó siendo mentira, según la fuente policial consultada en la Comisaría de la Mujer y la Familia, que estaba interviniendo en el caso.

En síntesis la chica, de 14 años, había dicho que fue interceptada por dos sujetos que se movilizaban en un vehículo de color negro, que la habían golpeado en el cuello dejándola inconsciente y le habían colocado una especie de frazada sobre la cabeza, reaccionando después en una quinta ubicada en inmediaciones del Hospital. Tenía la ropa rota, estaba mojada y embarrada, aunque los profesionales que la atendieron desestimaron que tuviera golpes y también que hubiera indicios de haber sido abusada.

Lo relatado generó preocupación por la gravedad del hecho y puso a la policía en movimiento, analizando incluso cámaras de vigilancia para tratar de dar con los supuestos ocupantes del vehículo negro.

Nada era cierto. Ayer el novio de la chica, dos años mayor que ella pero menor, de 16 años, se "quebró" y contó la verdad. Según la información extraoficial, ambos se habían puesto de acuerdo la noche anterior para que ella faltara a la escuela. Aparentemente tenía un examen y no estaba preparada para rendirlo, entonces en lugar de llegar al establecimiento educativo al que concurre se fue a la casa del chico para pasar allí la mañana. El vive con sus padres pero su habitación tiene salida a la calle, por lo que los mayores del domicilio no habrían notado la situación.

Pero desde la institución escolar llamaron a la madre de la menor porque nunca había llegado; la mujer llamó reiteradamente a su hija sin respuesta alguna, se preocupó y se comunicó con el novio, que dijo no haberla visto y que iría hacia su vivienda para buscarla. Entonces él la llevó hasta el lugar donde supuestamente apareció y se dirigió a la casa de su novia, para ayudar a su mamá en su búsqueda, sin desconocer cuál era la real situación.

El resto ya se conoce. ¿La ropa rota, mojada y embarrada? Ella misma lo hizo según la fuente policial consultada. ¿Alguna medida judicial debido a la falsa denuncia? Ninguna. La "víctima" es menor, por lo tanto ¿impune?.

La modalidad no es nueva. Tiempo atrás los padres de un menor habían denunciado que a su hijo le habían robado dos motochorros, que le sustrajeran una mochila. La investigación confirmó que se trataba de una mentira, para no decir en su casa que en realidad se la había olvidado en algún lugar de General Villegas.

Días atrás otro menor manifestó haber sido atacado en horas de la madrugada, en el Parque municipal, por un grupo de unos cinco jóvenes, los que además le habían robado el celular. Tampoco era cierto. En realidad se encontraba con una chica, novia de otro, quien se apareció en el lugar y entonces él corrió, perdiendo el teléfono en la huida.

 

0
0
0
s2sdefault