Una diferencia entre la empresa china CCA y Green llenó de incertidumbre a 40 trabajadores de la obra.

El intendente de Suipacha confirmó que, tras gestiones ante el gobierno nacional, la situación se resolvería en las próximas semanas.

Un conflicto entre privados puso en duda la continuidad de las obras que se realizan en la Ruta Nacional 5, a la altura de Suipacha. La empresa china CCA, a cargo de la ejecución de la obra, y la constructora Green SA dejaron de ser socias y provocaron la paralización de los trabajos, hecho que generó la preocupación de decenas de trabajadores.

El intendente de Suipacha, Alejandro Federico, explicó a INFOCIELO que se anoticiaron del conflicto cuando Green SA se los notificó. En ese contexto, explicó que, tras gestiones realizadas ante Vialidad Nacional, la empresa CCA “se comprometió a tener una nueva contratista” para “darle continuidad a la obra”.

Es que la adjudicación de la licitación para la Autopista de la Ruta Nº 5 fue tramitada a través del sistema de Participación Público Privada (PPP) y “los contratos están firmados”, detalló el jefe comunal.

Desde el Ministerio de Transporte de la Nación aseguraron a este portal que “las obras van a continuar y la gente va a seguir trabajando”. Los trabajos afectan a unas 40 personas: 15 de Suipacha y 25 de otras localidades de la zona.

“La empresa CCA está rescindiéndole el contrato a la actual constructora para dárselo a otra que mantenga las mismas fuentes de trabajo”, aseguraron y adelantaron que “es un proceso que va a llevar entre una y dos semanas”.

Este conflicto entre privados se da en medio del escándalo que generó el despido de 40 trabajadores de las obras de la Ruta Nº 7, que se efectivizaron un días después de la inauguración parcial que Mauricio Macri y María Eugenia Vidal encabezaron el día de la marcha del “Sí, se puede” en Junín.

Sobre esto, desde la cartera que conduce Guillermo Dietrich sostuvieron que “no hay despidos” sino que son “40 contratos que finalizaron sus tareas”. “A medida que se van terminando las obras, se van temrinando contratos”, añadieron.

También informaron que en estos casos las empresas cuentan con “seguros de desempleo” que tienen como fin “solventar la estacionalidad de los trabajos”. El mecanismo funcionaría mediante un porcentaje adicional que las empresas envían a un fondo al que los trabajadores accederìan entre los meses en que pasan de un empleo a otro.

 Cabe recordar que el miércoles un trabajador de las obras en cuestión denunció que habían recibido 40 telegramas de despido y que habrían estado preparados desde el día posterior a la inauguración. Además, denunciaron que las obras inauguradas estaban “de manera precaria” alertaron sobre posibles “inconvenientes a la seguridad vial” producto de fallas en la señalización.

0
0
0
s2sdefault