Lincoln (La Posta)-Fueron desalojados y ahora viven transitoriamente en una pieza, sin cocina ni baño. Les piden a los vecinos que los ayuden a encontrar un departamento.

“La situación que estamos atravesando es muy crítica y no se la deseo a nadie”, dijo Isidro. Las interesados en asistirlos pueden comunicarse al teléfono (02355) 15522425.

Milagros tiene 22 años e Isidro, 29, y ambos son papás de Ihan, de apenas dos meses de edad. Desde hace 72 horas no tienen un lugar donde vivir y, luego de haber recorrido pensiones y haber reclamado audiencias con funcionarios municipales, han decidido pedirle ayuda a la comunidad.

La familia fue desalojada el último martes y, desde entonces, vive en una pieza sin cocina ni baño. Afortunadamente, el amor que los une hace que este hecho sea menos doloroso. No obstante, saber que su bebé está pasando esta situación desvela y hace quebrar a sus progenitores.

El Municipio de Lincoln se ha comprometido a ayudarlos con el pago de un alquiler, por lo cual el pedido que la joven familia realiza está ligado a ello: les solicitan a los vecinos que los ayuden a poder acceder a un departamento donde Ihan no pase frío y sus papás puedan bañarlo, y darle las comodidades que necesita.

De la casa donde vivían se fueron con muy poco (apenas recuperaron bolsas de ropa, las cuales el jueves por la noche se mojaron con la lluvia).

En conversación con La Posta, Isidro brindó su testimonio. Es camionero oriundo de Paraguay, desde hace diez años vive en Lincoln y no está dispuesto a bajar los brazos ni a dejar de pelear por el bienestar de su familia.

“Necesitamos un departamento para alquilar. La verdad es que no hemos encontrado, y donde estamos ahora no podemos estar más. Estamos apretados y tenemos las cosas encimadas”, reveló. Por eso, Isidro y Milagros también recibirán donaciones de ropa, frazadas y elementos para lavar la ropa.

“El Municipio se comprometió a pagarnos el alquiler durante unos meses y, luego, nos haríamos cargo nosotros. Nos arreglamos con cocina, habitación y un baño”, agregó.

“La situación que estamos atravesando es crítica y no se la deseo a nadie. Si fuese por mí, duermo en el camión. Pero mi mujer y mi hijo necesitan un lugar donde poder estar, bañarse y no pasar frío”, resumió, al borde del llanto.

“La realidad es que no estamos en la calle, pero no podemos estar así. El pedido que hago es por mi mujer y mi hijo”, concluyó Isidro.

Las personas interesadas en ayudar a Milagros, Isidro e Ihan pueden comunicarse al teléfono (02355) 15522425.

0
0
0
s2sdefault