Un conflicto entre los médicos y el Instituto Obra Médica Asistencial (IOMA) podría derivar en las próximas horas en la caída del convenio entre las partes y en el corte de la cobertura a unos 300.000 afiliados de toda la provincia.

«Mandamos una carta documento para que los médicos se ajusten al convenio en un plazo de 48 horas y se está cumpliendo el tiempo, por lo que en las próximas horas habrá novedades», señalaron a DIB desde el IOMA.

El conflicto tiene varias puntas: en primer lugar está el reclamo por la aplicación de un nuevo nomenclador de prácticas médicas, acordado entre el IOMA, la Agremiación Médica Platense (AMP) y la Concertación de Entidades Médicas Independientes Bonaerenses (Cemibo), que agrupa a médicos del interior.

Desde las agrupaciones médicas comenzaron a aplicarlo progresivamente, pero el IOMA lo desconoce. Según señalaron fuentes de la obra social a DIB, el listado de nuevas prácticas se está confeccionando también con sociedades científicas y requiere más tiempo. «El problema es que las entidades lo quieren ya», agregaron.

En tanto, desde AMP señalaron que el acuerdo por el nuevo nomenclador se efectivizó hace seis meses y que vienen trabajando en el listado hace años.

En rigor, la medida se resume en varios puntos: la jerarquización de la consulta clínica, es decir, la que cobran médicos clínicos, hepatólogos, pediatras, infectologos, nutricionistas, neurólogos, endocrinólogos, médicos generalistas, nefrólogos y gerontólogos; categorizaciones que no estaban contempladas para la realización de prácticas como tomografías, ecografías, resonancias magnéticas y colonoscopías, entre otras; aumento de honorarios para los ayudantes de los cirujanos, que alcanzará el 25% de los honorarios que cobra el cirujano y el cobro en forma directa al afiliado las prácticas que no figuraban en el viejo nomenclador y que fueron incorporadas al nuevo para las que se utilizan los valores que figuran en el listado publicado en la página web de la AMP.

0
0
0
s2sdefault
Zapata